Los trucos más efectivos para ahorrar en el hogar

Todos intentamos reducir los gastos de nuestro hogar al máximo para poder llegar a fin de mes sin problemas, ahorrar para darnos algún capricho o simplemente para no pagar de más. 

Seguro que en vuestra casa seguís varios trucos para ahorrar. Pero en este artículo hemos recogido los trucos más efectivos para ahorrar en la compra, en las coladas y en las facturas de luz. Tres aspectos que suponen un gasto todos los meses en todo tipo de hogares. Pero también vamos a hablar de la importancia de planificar y analizar los gastos. 

Puede que ya estés aplicando alguno de estos trucos o consejos, pero seguro que alguno descubres nuevo y si lo aplicas podrás ahorrar todavía más. Así que vamos con los trucos de ahorro que hemos seleccionado. 

· Ahorra en la compra 

El truco más efectivo para ahorrar en cualquier hogar es a través de la compra, tanto de alimentos como de cualquier otro aspecto ya sea electrodomésticos o ropa. Se puede ahorrar con tres cuestiones básicas: comparando precios, con ofertas o gracias a las tarjetas de fidelización. 

Para ahorrar en la compra es imprescindible comparar precios en diferentes tiendas, puedes ayudarte de internet, los folletos promocionales de los supermercados o simplemente en las propias tiendas. Pongamos un ejemplo, sueles comprar una barra de pan todos los días y lo haces en un supermercado de tu barrio en el que la barra de pan cuesta 40 céntimos, y encuentras uno cercano en el que cuesta 35 céntimos y solo tienes que andar un poco más. Pues estos cinco céntimos puede parecer poco pero si sumas los de todos los días del mes, estos pocos céntimos se convierten en un euro y medio. Que no está nada mal. Y solo con un producto básico, si encuentras el mejor precio en diferentes productos el ahorro será mayor. 

También si quieres ahorrar en la compra puedes aprovecharte de las ofertas, ya que con las promociones puedes conseguir el mismo producto a un menor precio. Es habitual que los supermercados lancen ofertas de 2×1 o 3×2 o simplemente algunos productos están rebajados. Si sueles consumir los productos en promoción te convendría adquirirlos para comprarlos a un menor precio. 

Otra forma efectiva para ahorrar en la compra es con las tarjetas de fidelización. Las grandes superficies comerciales suelen tener tarjetas de clientes que hacérselas es gratis y con ellas podrás acumular puntos con las compras para canjearlos posteriormente por regalos, conseguir ofertas en función de tus compras o incluso tener descuentos adicionales. Y al ser gratis crearse estas tarjetas de fidelización es una oportunidad que no debes desaprovechar porque todo va sumando. 

· Analizar los gastos 

Este es un truco básico para ahorrar y es que a veces gastamos demasiado dinero en algunas cuestiones que si no analizamos difícilmente nos podremos dar cuenta. Por ello es fundamental planificar y analizar bien los gastos. 

Puedes optar por la manera tradicional, en una sencilla libreta todos los meses apuntar todos los gastos, desde cuánto dinero habéis pagado por la luz, cuánto dinero se ha ido en compras en el supermercado, en gasolina, en los móviles o internet. Así podrás apreciar fácilmente si este mes habéis consumido más electricidad o habéis cambiado de gasolinera y es mucho más barata que donde solíais repostar vuestro vehículo. 

No obstante, si quieres llevar mucho mejor las cuentas puedes aprovechar las nuevas tecnologías para analizar mucho mejor los gastos de tu hogar. Puedes cambiar la libreta por un Excel, o incluso descargar en tu móvil una aplicación específica para este cometido. Existen varias apps gratuitas para organizar y analizar tus gastos, que incluso te darán estadísticas concretas comparando el mes actual con el anterior o te ayudarán a calcular los gastos anuales en cuestión de segundos. 

· Ahorra en las coladas 

La lavadora y la secadora son de los electrodomésticos que más consumen en los hogares. Tanto que según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, solo la lavadora consume un 11,8% de la energía de un hogar, unos 255 kWh. Para reducir el consumo en la colada se pueden seguir varios consejos que te vamos a explicar a continuación. 

  • El primer y principal consejo es llenar la lavadora al máximo para aprovechar el consumo de agua y electricidad.
  • También se puede reducir el consumo de este electrodoméstico utilizando programas de agua fría, ya que gran parte de la energía que consume se gasta en calentar el agua
  • Si tienes tarifa de discriminación horaria deberías poner la lavadora en el tramo barato, normalmente por la noche
  • Por supuesto, siempre que puedas intenta no poner la secadora y dejar que la ropa se seque al aire libre, ya que la secadora también consume unos 250 kWh y si se pueden evitar mejor que mejor 
  • Otra forma de ahorrar es con el propio electrodoméstico, apostando por aparatos con la máxima eficiencia energética y con mayor capacidad. “Se puede ahorrar con las propias cargas, ya que existen lavadoras semi industriales de 10 kg de capacidad. Perfectas para grandes familias o con niños pequeños, porque en lugar de poner tres o cuatro lavadoras a la semana podrán poner menos al poder meter más cantidad de ropa. Y es que las lavadoras comerciales suelen encontrarse en 7 kg de carga”, indican en Lavatur, empresa experta en servicios de lavandería. 

· Ahorra en las facturas de luz 

Las facturas de la luz son un gasto inevitable en cualquier hogar y que es importante, ya que las facturas en muchas ocasiones son abultadas. Es por ello que hemos reunido los consejos que ayudan a reducirlas en gran medida.

El primer truco para ahorrar en las facturas es con la tarifa, pasándose al mercado regulado y optando por una tarifa llamada Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC). Es la opción más barata del mercado eléctrico porque los precios están regulados y cada día y cada hora el precio de la electricidad es diferente. No obstante, hay que cumplir unas condiciones para poder tener una tarifa PVPC, principalmente que el suministro sea de baja tensión y tener una potencia contratada menor de 10 kW. Casi cualquier vivienda cumple con estos requisitos y el precio del mercado regulado es mucho más competitivo que el del mercado libre. Pero hay que tener en cuenta que en el mercado regulado sólo hay 5 comercializadoras de referencia y también se puede optar por tarifa con discriminación horaria. Además, sólo los consumidores con PVPC pueden acogerse al bono social de electricidad, una ayuda que se traduce en descuentos en las facturas eléctricas que puedes solicitar si por ejemplo sois una familia numerosa o consumidores vulnerables. Y si te faltan motivos para contratar una tarifa PVPC, según Facua si no tienes esta tarifa puedes estar pagando hasta un 91% más por cada kilovatio que consumes (puedes leer el artículo completo de su web haciendo click aquí)


Además de con la tarifa puedes seguir otros trucos para reducir el consumo. Desde los básicos como apagar las luces cuando salgas de una habitación, desconectar todos los aparatos eléctricos que no utilices y aprovechar al máximo todos los electrodomésticos como usando el calor residual de la vitro o el horno para terminar de cocinar, llenando el lavavajillas o la lavadora al máximo y especialmente como hemos indicado con anterioridad evitando al máximo la secadora. Con estos trucos y consejos seguro que tus facturas de la luz se reducen, especialmente si apuestas por el PVPC.

Deja una respuesta