El color, un factor siempre determinante en nuestra vida… y en nuestro hogar

Factores como la moda o la estética han ganado mucho peso en la vida de las personas en los últimos años. Algo tendrá que ver el hecho de que la imagen personal sea ahora algo tan valorado por las empresas y por la sociedad en general. Sea como sea, el caso es que ahora todo el mundo anda preocupado por cuidar de su estética y de estar a la última en lo que tiene que ver con la moda. Es que la mayoría de las personas consideramos clave para nuestro éxito personal el triunfar en estos dos campos. 

En cualquiera de los dos ámbitos que hemos comentado, hay un elemento en concreto que es indispensable. Hablamos, como no podía ser de otra manera, del color. La vida se ve de otra manera con color. Y, por el mismo motivo, una persona o aquellas cosas que le rodean y que dependen de ella también causan unas percepciones mucho mejores si vienen acompañadas de color. Se trata del elemento principal para llamar la atención y, desde luego, cuidar de él y elegir el tono concreto para cada situación puede ser la diferencia entre conseguir aquello que nos proponemos o no. 

Una noticia publicada en la página web de Marketing Directo daba carpetazo a un debate que tenemos cada día en cualquier zona del mundo. ¿Cuál es el color preferido del ser humano? La noticia apunta que, al menos en lo que tiene que ver con España, es el color azul el preferido. Lo cierto es que se trata de un color que siempre está en el podio de los más valorados, junto con el rojo, el verde o el negro. En los últimos tiempos, y a pesar de la dura competencia que hay entre todos estos colores, parece que es el azul el que se está llevando el gato al agua. 

También es cierto que depende de para qué cosas preferimos unos colores u otros. Uno de los ejemplos más claros nos lo deja el diario ABC con el artículo que os vamos a enlazar a continuación y en el que se apunta que, para los coches, el color preferido no es ninguno de los que os mencionábamos arriba, sino que es el blanco. No nos extraña, por tanto, que sean tantos miles de coches los que sean pintados en este color en todo el territorio nacional. El blanco, en lo que al mundo del motor se refiere, es una apuesta segura para miles de personas. 

¿Y en el hogar, qué color preferimos? 

Hay tantas maneras de decorar un hogar como personas en el mundo. El estilo de cada cual es personal e intransferible, y eso afecta de una manera inequívoca al color. Los profesionales de La Casa del Pintor de Murcia nos han comentado que los colores de las pinturas para los hogares españoles son de lo más variados, pero que siguen predominando colores claros como el blanco o el ocre por encima de tonalidades más oscuras. 

Hay que tener en cuenta que, a la hora de escoger un color, se hace imprescindible que ese tono refleje cómo es nuestra personalidad. Eso es lo que busca la mayoría de familias al intentar decorar o pintar su casa. Y, en la mayoría de los casos, esto hace que terminan encontrándose cómodos en su hogar, un hogar que empezará a cumplir de esta manera con su propósito: ser un cobijo perfecto y un lugar de descanso para todas y cada una de las personas que lo habitan. Y ya sabemos lo importante que resulta eso para garantizar una cierta calidad de vida. 

Cuidar de un hogar y adaptarlo a nuestras expectativas y nuestra manera de ser es mucho más importante de lo que algunas personas consideran. Todo influye a la hora de garantizar esa comodidad de la que hablamos y para hacer posible esos sueños que hasta hace poco nos quedaban por cumplir. para construir el hogar perfecto es evidente que también tienen que trabajarse factores como el mobiliario, la distribución de los espacios o el hecho de disponer de una buena ubicación. Pero es cierto que, apostando por un color que nos llene, tenemos parte del trabajo hecho. Y bien hecho. 

Siempre hay que aspirar a construir el hogar que queremos y no conformarnos con poco. En los últimos años, sobre todo a causa de la crisis económica comenzada en el año 2008, muchas personas empezaron a abandonar los proyectos de reforma, remodelación o cambio de ‘look’ de su vivienda. Y es una verdadera lástima que así sea. Todos y todas merecemos habitar un lugar que nos ilusione y que nos motive, y más ahora que pasamos tanto tiempo en él como consecuencia de todo lo que está ligado a la pandemia.

Deja una respuesta