Cena de aperitivos, la mejor opción cuando hay muchos invitados

Si tienes un evento próximo o estás pensando en preparar una fiesta seguro que te estás comiendo la cabeza pensando qué preparar. La comida es muy importante en una fiesta, sobre todo si es en una cena, pero se puede organizar una cena sin pasar demasiado tiempo en la cocina. En este artículo te lo vamos a demostrar.  

Y es que se puede organizar un gran festín con unos cuantos aperitivos. Olvídate de una cena con varios platos como entrante, un plato contundente y postre. Lo mejor es optar por los aperitivos, porque los podrás preparar rápidamente, los invitados podrán degustar varias comidas y no tendrán problemas si algo no les gusta, ya que tendrán varias opciones donde elegir. Además, si cuentas con espacio reducido puedes por no montar una mesa con sus respectivas sillas, sino poner una gran mesa con todos los platos y que los invitados vayan picando sin la necesidad de sentarse. 

Ideas de aperitivos fáciles 

Así que si estás pensando que una cena de aperitivos es la solución perfecta para tu celebración te vamos a dar algunas ideas. Porque no hace falta preparar aperitivos súper elaborados. El objetivo de este tipo de comida es que se haga rápidamente para no pasar demasiado tiempo en la cocina, así que opta por elaboraciones sencillas, como las que te vamos a aconsejar. 

· Montaditos, todo un clásico y muy rápidos de elaborar

Los montaditos son el aperitivo más sencillo de preparar, son una opción clásica que a todo el mundo gusta y se hacen en muy poco tiempo. Existen multitud de montaditos diferentes, puedes hacer varios fríos y algunos calientes. 

Los montaditos fríos los puedes preparar con bastante tiempo de antelación y guardar en la nevera ya listos para degustar envueltos con film transparente. Cuando llegue la hora de la fiesta los sacas directamente sin ningún problema. Si necesitas ideas de montaditos fríos, aquí van algunas. La combinación de queso de untar, salmón ahumado y nueces es perfecta sobre una rodaja de pan. También puedes hacer una mezcla de atún en lata, chatka o cangrejo con mayonesa o salsa rosa y ponerla en volovanes o tostadas, es muy fresca y sabrosa y puedes añadirle otros ingredientes como cebolla, aceitunas o alcaparras. Por supuesto, los montaditos clásicos fríos son los de queso y embutido que son fáciles y sencillos. 

También puedes hacer unos cuantos montaditos calientes, aunque para estos necesitarás hacerlos justo antes de la fiesta o pegarles un calentón rápido antes de servir. Algunas ideas fáciles de montaditos calientes son el pepito de ternera o por ejemplo, puedes preparar huevos de codorniz y montar en una rebanada de pan con una loncha de jamón o lomo.

Tanto si optas por montaditos fríos o calientes son una opción rápida, rica y sabrosa que a todo el mundo le gusta. Aunque si tienes invitados a la fiesta que son celíacos deberías cambiar el pan normal por pan sin gluten para que puedan comer, así como intentar que todos los alimentos tengan la etiqueta de “sin gluten” y evitar la contaminación cruzada. 

· Verduras rellenas, rico y saludable 

Las verduras rellenas también son una opción muy fácil y sencilla. Existen multitud de opciones como champiñones rellenos que se pueden hacer hasta en el microondas con un poco de jamón. Otra idea fácil de verdura rellena son los pimientos. Limpia unos cuantos pimientos de Padrón y los rellenas con chistorra, los  pasas por la sartén y ya tendrás un aperitivo muy rico. También puedes hacer espárragos trigueros a la plancha y envolverlos en un poco de jamón. Incluso pueden ser espárragos de bote que en este caso puedes servir fríos. 

· Raciones grandes para compartir 

En una cena de aperitivos también puedes preparar unas cuantas raciones grandes para compartir, como podrían ser patatas bravas, tortilla de patata o una empanada. Cada comensal puede picar un poco del plato o coger un trozo. Además, con las raciones son opciones que llenan bastante y con unas cuantas sería suficiente. 

· Plato de embutido 

Es lo más fácil y sencillo. Un plato con embutido como queso, jamón, chorizo, lomo o salchichón. Pones al lado unas cuantas rebanadas de pan y a degustar. Simplemente con un plato de embutido variado y un par de raciones grandes puedes tener una cena completa. Aunque todo dependerá del número de invitados y de su saque a la hora de comer. 

En definitiva, los aperitivos son la mejor opción ya que no requieren de gran tiempo en la cocina, gustan a todo el mundo, llenan y se pueden comer de cualquier manera, tanto sentados como de pie. Y por opciones no será porque hay aperitivos para todos los gustos. 

· Sin preocupaciones: contrata un empresa de catering a domicilio 

Pero si de verdad quieres evitar pasar tiempo preparando la cena la mejor opción es contratar una empresa de catering. Así evitarás no solo tiempo cocinando, también comprando los ingredientes, montando los platos e incluso sirviéndolos. 

No obstante, también saldrá más caro pero puede compensar. Además existen opciones de catering muy económicas. “Se pueden contratar productos en bandejas. Los alimentos son preparados y se entregan a los clientes en bandejas listos para degustar. Esta es la opción más económica y existen diferentes platos como bocaditos, sandwiches, empanadas, tortillas, hojaldres o bocadillos pequeños”, explican desde La Frolita, empresa de catering a domicilio en Madrid. 

Por supuesto, existen opciones de catering con camareros que sirven los platos y bebidas a los comensales, e incluso se pueden preparar los platos en el mismo lugar del evento. Pero estas opciones suben el precio del servicio y están pensadas para celebraciones más formales. 

En resumen, una cena de aperitivos puede ser la mejor opción para una velada o celebración. Puedes preparar tú mismo los platos o contratar a una empresa de catering, para ahorrarte tiempo en la cocina y tan solo disfrutar de la comida. En cualquier caso, lo más importante es disfrutar de la cena con tus seres queridos.

Deja una respuesta