Todo lo que no sabes sobre Ley de Startups

Hoy vamos a hablar sobre la Ley de Startups. Sé que puede sonar como un rollo legal, ¡pero creedme! Esta…

¿Qué es el raspado y el alisado radicular?

En este artículo se va a poner algo de información sobre el raspado y el alisado radicular ya que se usan para poder tratar la enfermedad de tipo periodontal y frenar su avance.

Cuando se habla del raspado y alisado radicular se hace referencia a una técnica odontológica que se emplea para el tratamiento no quirúrgico de la periodontitis que suele ser una patología oral frecuente y que afecta los tejidos que sostienen el diente.

La encía además del ligamento periodontal, el hueso alveolar y el cemento que se encuentra recubriendo la raíz de las piezas dentarias son unos tejidos que se encargan de proteger y de sostener los dientes.

Sobre el raspado y alisado radicular

Cuando se habla del raspado y alisado radicular se habla de un tratamiento de tipo odontológico que se emplea con el fin de poder tratar la periodontitis y tiene como objetivo principal eliminar la placa bacteriana además de las pigmentaciones y el sarro que hayan quedado depositados en la superficie dentaria y las bolsas periodontales.

Por medio del raspado y el alisado radicular se consigue que se desprendan y se eliminen residuos que quedan adheridos a las superficies de los dientes y además los que se encuentran acumulados en las bolsas.

Lo que se busca es dejar la raíz descontaminada y que quede lisa además de pulida con el fin de poder evitar que queden zonas que sean irregulares y que retengan bacterias para evitar que inflamen los tejidos que se encuentren circundantes.

El procedimiento se suele llevar a cabo en un consultorio odontológico por medio de una o de varias sesiones dependiendo de las necesidades que presente el caso clínico en concreto.

Se suele trabajar sobre cada cuadrante de las hemiarcadas y suele ser necesario hacer uso de anestesia de tipo local con el fin de poder evitar la sensibilidad.

Cuidados tras el raspado y el alisado radicular

HQ Tenerife Clínica Dental te va a mostrar una serie de cuidados que debes de tener después de haberte realizado un raspado y alisado radicular:

  • Cuando recibes anestesia de tipo local en el dentista, lo que tienes que hacer es evitar comer hasta que se te pase el efecto para que no te muerdas por accidente.
  • Cuando se pase el efecto de la anestesia es posible que el paciente llegue a sentir un poco sensibilidad en la zona de las encías al tomar bebidas que estén frías. De hecho, dicho efecto es posible que llegue a pasar tras unos días pero en el transcurso puedes emplear una pasta de dientes que sea desensibilizante.
  • Hay que evitar ingerir alimentos o bebidas que estén calientes sobre todo el primer día con el fin de poder prevenir cualquier sangrado.
  • Es posible que durante la primera semana tu dentista te preescriba que hagas uso de un enjuague bucal que contenga clorhexidina, es decir, un antiséptico especial.
  • Cuando se tiene que dar un proceso de cicatrización dentro de la boca, lo que suele ser recomendable es que no se fume por lo menos durante las primeras 48 horas después del tratamiento. Esto es así porque el proceso de cicatrización puede verse afectado de forma negativa.

¿Suele doler el raspado y el alisado radicular?

Hay que tener en cuenta que se habla de un tratamiento que puede ser susceptible de provocar dolor y en todo momento el especialista recurrirá al uso de anestesia local así que de esta forma el tratamiento no le dolerá al paciente.

Lo que puede ser posible es que tras el tratamiento el paciente llegue a notar alguna que otra molestia o cierta sensibilidad cuando tome bebidas que estén frías durante algunas semanas.

Lo que hay que tener en cuenta es que, una vez que el paciente se someta a este tratamiento, tiene que tener especial cuidado a la hora de ingerir alimentos y sobre todo cuidar de no beber líquidos que se encuentren demasiado fríos ni tomar bebidas o alimentos que estén calientes.

¿Cada cuánto tiene se tiene que hacer?

Aquí tienes que saber que la frecuencia la va a determinar la gravedad de dicha enfermedad periodontal que ha llegado a provocar que sea necesario realizar dicho tratamiento además de la higiene diaria que lleve el paciente en su hogar.

Es decir, con esto lo que se quiere hacer saber es que no sirve de nada llevar a cabo un tratamiento periodontal si el paciente no colabora en lo que respecta a los hábitos normales de higiene.

Una vez que se ha realizado el tratamiento, en el caso de que se vuelva a acumular placa además de sarro es posible que se vuelva al punto de partida debido a que la enfermedad periodontal se trata de un proceso que es crónico y que va a necesitar un control de forma especial.