Todo lo que no sabes sobre Ley de Startups

Hoy vamos a hablar sobre la Ley de Startups. Sé que puede sonar como un rollo legal, ¡pero creedme! Esta…

Estas son las claves para que ames por fin tu pelo rizado.

Sabemos que el cabello rizado suele ser un tipo de pelo bastante indomable, y esta sin duda es la razón principal por la que las personas que tienen este tipo de pelo acaban detestándolo. Aun así, es una gran pena no aceptarse a uno mismo ¿verdad? Sobre todo, cuando se trata de tener una melena tan bonita y voluminosa como es la melena rizada.

Pero ¿Qué es lo que ocurre? ¿Acaso este pelo es indomable de verdad?

Sabemos de buena tinta que los rizos se caracterizan por ser bastante difíciles de peinar ya que suelen enredarse con facilidad unos con otros, y tienden a ser algo secos. Sin embargo, no hay nada que no arreglen los cuidados adecuados, y en el caso del cabello la clave está siempre es cuidar nuestro pelo en base al tipo de pelo que tenemos; el pelo liso necesita una rutina específica al igual que ocurre con el ondulado y el rizado ¡y eso debe respetarse si no queremos romper o estropear nuestro cabello!

Por ello, en este artículo vamos a darte las pautas a seguir para que puedas comenzar una buena rutina de peinado y cuidado de tus rizos y los ames de una vez por todas ¡porque se lo merecen!

A cada pelo, su cuidado.

Todos y cada uno de nosotros somos diferentes y presentamos características diferentes: las personas con los ojos muy claros necesitan protegerse de la luz del sol mucho más que las de ojos oscuros, y, por otro lado, encontramos a personas con diferentes tipos de piel que necesitan cremas y cuidados distintos para cada una.

Pues con el pelo ocurre lo mismo. No podemos peinar o hidratar nuestro pelo como lo haríamos con cualquier tipo de pelo, ni tampoco podemos usar productos específicos para pelo liso en pelo rizado, ya que, eso sería una contradicción.

Así como para el pelo rizado existe un tipo de peine concreto recomendado, ocurre lo mismo con la rutina y el cuidado de nuestros rizos:

  • Lava tu pelo de forma suave y frecuente: te recomendamos lavar tu cabello rizado con un champú suave y sin sulfatos para evitar el resecamiento. Asimismo, procura no lavarlo todos los días para no eliminar los aceites naturales del cabello; lo ideal es cada 2-3 días.
  • Usa un suavizante de pelo hidratante: como hemos mencionado anteriormente, el pelo rizado tiende a ser un poco más seco que otros tipos de cabello, por lo que necesita una hidratación extra para mantenerse nutrido. Te aconsejamos usar un acondicionador hidratante específico para cabello rizado después de cada lavado para mantener la hidratación y la suavidad. Los suavizantes de aguacate vienen muy bien para cuidar los rizos.
  • Desenreda con cuidado (y paciencia): sabemos que peinar una melena de pelo rizado puede ser un problema ¡pero te aconsejamos que lo hagas con cariño si no quieres que tu pelo acabe muy dañado! Una buena opción es desenredarlo con los dedos, o con un peine de dientes anchos, siempre mientras aún esté mojado y con acondicionador para evitar el quiebre.
  • Seca tu pelo de forma suave: evita frotar tu cabello rizado con una toalla, en su lugar, presiona suavemente para absorber el exceso de agua. Para un secado más rápido y suave, considera utilizar un difusor en tu secador de pelo con temperatura baja o media, o un secador especializado para pelo rizado.
  • Usa productos específicos para cabello rizado: según nos aconsejan los expertos de curly store, para mantener un buen cuidado de nuestro cabello rizado debemos buscar productos diseñados específicamente para cabello rizado. Entre ellos, encontraremos una amplia gama de productos que incluye cremas para peinar, geles y espumas que ayudan a definir los rizos, controlar el encrespamiento y mantener la hidratación.
  • Usa mascarilla de pelo rizado al lavar tu pelo: aplica mascarillas nutritivas o tratamientos profundos una vez por semana para proporcionar una hidratación adicional y mantener la salud de tus rizos.
  • Evita el calor excesivo: limita el uso de herramientas de calor como planchas o rizadores, ya que el calor excesivo puede dañar el cabello rizado y causar encrespamiento. Asimismo, te aconsejamos usar siempre un protector térmico antes de aplicar calor.
  • Protege tu pelo también cuando salgas a la calle: el calor del sol también puede afectar a tu cabello. Por eso, debes protegerlo utilizando productos capilares con protección UV o también usando un sombrero o pañuelo cuando estés expuesto al sol durante muchas horas.