Todo lo que no sabes sobre Ley de Startups

Hoy vamos a hablar sobre la Ley de Startups. Sé que puede sonar como un rollo legal, ¡pero creedme! Esta…

Cómo hacer una buena sesión de fotos preboda

Las sesiones de fotos preboda son una tendencia para enlaces. Ya que estas sesiones son una excelente manera de capturar la esencia y la emoción previa al matrimonio. Y es que estas fotos se pueden utilizar para las invitaciones o simplemente para tener un bonito recuerdo previo al gran día.

Las sesiones de fotos preboda se deben planificar bien para marcar la diferencia y para ser exitosa. Por eso, en este artículo vamos a explicar cómo hacer una buena sesión de fotos preboda a través de algunos consejos a tener en cuenta.

  1. Comunícate con el fotógrafo

Antes de la sesión, es fundamental establecer una comunicación clara con el fotógrafo. Tienes que hablar sobre tus expectativas, ideas y cualquier detalle especial que desees incluir en las fotos. También puedes compartir referencias visuales y discutir el estilo de fotografía que más te gusta. Esto permitirá que el fotógrafo comprenda tu visión y pueda adaptarse a tus preferencias personales.

  1. Escoge bien la fecha

Hay muchos factores a tener en cuenta para decidir la fecha. “Las sesiones preboda se suelen realizar con bastante antelación. Incluso con un año o seis meses de antelación, pero también hay parejas que prefieren tan sólo unos días antes de la boda. Pero en cualquier caso es muy importante tener en cuenta la época del año dependiendo de la ubicación. Por ejemplo, si la sesión de fotos se va a realizar en una playa muy conocida, se debe intentar evitar la temporada de verano para que no haya mucha gente en el lugar”, explica Xavi Baragona, fotógrafo en Palma de Mallorca que realiza sesiones preboda.

  1. Elige la ubicación adecuada

Seleccionar el lugar adecuado para la sesión preboda es esencial para lograr fotos impactantes. Puedes elegir un sitio que tenga un significado especial para tu pareja, como el lugar donde os conocisteis o donde os comprometisteis. También puedes considerar lugares con paisajes hermosos, arquitectura interesante o escenarios naturales que complementen tu estilo y personalidad.

  1. Piensa bien el look

La elección de la vestimenta es un aspecto clave para que tus fotos preboda sean visualmente atractivas. Opta por ropa que refleje tu estilo y personalidad, pero que también se complemente con el entorno elegido y con el look de tu pareja. Evita estampados llamativos o ropa con logotipos prominentes que puedan distraer la atención. Además, asegúrate de que tanto tú como tu pareja estén cómodos con lo que llevan puesto para que puedan relajarse y disfrutar de la sesión.

  1. Contrata a peluqueros y maquilladores

Si deseas que tu sesión preboda sea aún más especial, debes considerar contratar a un estilista, un peluquero o maquillador profesional. Estos expertos pueden ayudarte a lograr un aspecto impecable y a sentirte más seguro frente a la cámara. Un estilista también puede sugerirte peinados y atuendos que se adapten a tu estilo y a la temática de la sesión.

  1. Aprovecha la sesión para crear recuerdos

Además de las fotos tradicionales de pareja, utiliza esta sesión para capturar momentos auténticos y emocionales. Interactúa con tu pareja, diviértete y deja que el fotógrafo capture esos momentos espontáneos. Las risas, los abrazos y los gestos de amor genuinos serán los ingredientes clave para crear imágenes memorables y llenas de emoción y romanticismo.

  1. No tengas miedo de ser creativo

Una sesión preboda es el momento perfecto para explorar ideas creativas y experimentar con diferentes poses, accesorios o temáticas. Si tienes alguna idea única en mente, compártela con tu fotógrafo. Juntos, pueden crear imágenes originales que destaquen y reflejen su personalidad como pareja.

Si necesitas inspiración puedes echar un vistazo a Pinterest, ya que podrás encontrar ideas de fotos preboda interesantes para recrear.

  1. Relájate y disfruta el momento

Por último, pero no menos importante, recuerda relajarte y disfrutar del momento. Una sesión preboda no debería ser estresante, sino divertida y emocionante. Confía en tu fotógrafo, déjate llevar y sé tú mismo frente a la cámara. Recuerda que estas fotos son una celebración de tu amor y compromiso, así que relájate y déjate llevar junto a tu pareja.

En resumen, una sesión preboda de fotos es una experiencia maravillosa para capturar la emoción y la alegría previa al matrimonio. Siguiendo estos consejos, podrás planificar y prepararte adecuadamente para obtener fotos increíbles y significativas. Y el resultado seguro que es el que deseas y podrás conseguir unas fotos maravillosas para tener como recuerdo o incluso para crear las invitaciones de tu boda o para regalar a los invitados a la celebración.