Todo lo que no sabes sobre Ley de Startups

Hoy vamos a hablar sobre la Ley de Startups. Sé que puede sonar como un rollo legal, ¡pero creedme! Esta…

Cómo elegir profesor de piano

Para la elección del mejor profesor de piano, el mejor consejo que se puede dar es seguir el instinto. Piensa que la intuición lo que hace es jugar una parte de lo más importante. Esto es así, pues por mucha biografía y CV completo que tenga.

Si eres consciente de ello, piensa que muchos padres lo que buscan es que el profesor de piano tenga paciencia y sea hábil con los pequeños. No tendrá que ser ni muy viejo ni muy joven y deberá controlar y mostrar piezas de varios estilos en concreto.

Los que sean expertos en pedagogía y sepan adaptarse bien a los estudiantes con la personalización que precisa cada uno de ellos. No hay que olvidar que sea un profesional en activo y que siga dando conciertos regularmente, así como que sea compositor. Muchas cosas, ¿no?

La conexión

Es fundamental que haya una buena conexión como decíamos antes entre el alumno y su profesor. Hablamos de una sensación que no es sencilla describir y que lo que hace es que sea más fácil aprender. Cuando se conoce al profesor de manera personal, solo tienes que llevar al niño y dejar que hablen entre ellas, no hables tu solo. Hay que ponerse en un plano observador para poder encontrar esa conexión.

¿Se establece un contacto a nivel visual con el niño?

¿Le interesa lo que dice el niño?

¿Es simpático?

¿Hace sentir a gusto al niño?

¿Le gusta al niño ver el profesor de nuevo?

Su experiencia

Cuando los profesores son jóvenes tienen menos experiencia, pero aunque pueda parecer irónico, son los que menos experiencia tienen en la enseñanza de los pequeños. Es bueno que se les de confianza, pero también apreciar la ilusión y ganas que tienen.

Lo mejor es un profesor de piano que tenga experiencia y lo peor es uno que esté muy quemado de enseñar.

La meta que se desea lograr

Hay que valorar lo que se quiere obtener con las clases de piano. Solemos pensar que no queremos que nuestro hijo sea una genialidad del piano, pero que lo pase bien. Eso sí, si se quiere que el niño disfrute, ello debe estar siempre basado en el esfuerzo.

Maneras de formular correctamente un objetivo sería:

Se quiere encauzar para que se dedique de forma profesional en un conservatorio.

Se quiere que tenga unos conocimientos básicos si se quiere que los desarrolle de cara al futuro si así lo desea.

Se busca que toque el piano como afición y para solo disfrutar de la música.

Como vemos, los objetivos a conseguir dependen mucho de los objetivos que queramos.

El lugar donde se impartirán las clases

Aquí hay que ver cómo se lejos puedes conducir para que tu niño tenga ese profesor de piano que buscas. Si deseas que el profesor llegue a tu casa, es necesario destinar algo más del presupuesto por ese servicio Premium. Por lo general los profesores más jóvenes tienen más intención para viajar para dar clases a domicilios.

Los horarios del profesor

Esto debe dejarse claro. No es necesario que se siga hablando cuando no se quiere o se pueda continuar con unos horarios en concreto.

Presupuestos

Se debe pensar que sea algo que se encuentre en el mercado, lo que puede ir de las doce a los veinticinco euros por hora. Siempre es bueno tener alguien que sea de nivel, aunque cueste algunos euros más que la contratación de un profesor que pueda costar muy barato, pero que no tenga nivel y haga que tu niño termine perdiendo el tiempo.

La importancia de las clases de música para los niños

Existen bastantes estudios que corroboran lo importante que es para el desarrollo de los niños la recepción de clases musicales. Más que el beneficio de cara al presente y futuro está el tener la habilidad de poder tocar un instrumento, pues la música hace que aumente en los pequeños su rendimiento.

El efecto es de lo más interesante, pues cuando se reciban clases de música lo que hace es estimular las diversas zonas del cerebro que están en relación directa con el aprendizaje, además de ir desarrollando la memoria, aumentando la capacidad de analizar, así como potenciar el poder de síntesis y entrenar las diversas habilidades para razonar los pequeños.

Las actividades extraescolares

Pese a que los sistemas educativos de multitud de países han ido incorporando en estos últimos años la instrucción musical en sus programas, si el niño tiene aptitudes para la música, puede ser interesante el plantearse de verdad y en serio el apuntarse a clases de música.

No solo están las ventajas de las que hemos hablado, los niños que tienen lecciones musicales como actividad de carácter extraescolar también tienen una ayuda a la hora de comportarse en otros ámbitos de la vida.

El hecho de aprender a tocar un instrumento y que hagan música por su cuenta hace que los niños desarrollen inteligencia emocional, de tal forma que los niños se socialicen mejor y vayan desarrollando una gran empatía.

Otro de los factores a favor es que van a reforzar la expresión de los pequeños. Pensemos que es también un código de comunicación. De igual forma, aprender a que se haga música con un instrumento colabora a que se desarrolle la coordinación motor en el cerebro.

¿Cuándo un niño está listo para que reciba clases de música?

Lo mejor es que cuanto antes se pueda mejor. Hay una serie de estudios que defienden el hecho de que comenzar a que se vayan familiarizando con la música es bueno para que se desarrolle el cerebro en cuatro aspectos importantes: seguridad, aprendizaje, concentración y también la expresión corporal.

En cuanto el niño se incorpora a la escuela, va a estar preparado para empezar a recibir las primeras clases musicales, las cuáles tendrán como claro objetivo el detectar hasta cuando el niño no va a tener solo actitudes musicales, también la actitud correcta para aprender.

De igual forma que la recepción de clases de música puede ser algo beneficioso para el niño, si el pequeño no tiene interés en la misma y realmente lo ve como un castigo, no va a sacar provecho alguno del aprendizaje de la música.

Pensemos que el dominio de un instrumento hace que sea necesario ser constante, paciente y muchos años en cuanto a práctica. En el caso de que el niño no se muestre motivado por poder recibir clases, el que se añada la misma como actividad extraescolar en la vida no le va a poder aportar esos beneficios que se esperan.

Como puedes ver, es ciertamente importante que los niños vayan con ganas y motivados. Incluso decimos más, un profesional honesto también debería saber captar honesto, para que así se pueda centrar todo y que tanto profesor como alumno disfruten y se esfuercen en dar lo mejor de ellos mismos.

En muchos centros se tienen aulas insonorizadas y que cuentan con la debida climatización para que el alumno pueda recibir la atención que necesite, de tal forma que el niño desarrolle al máximo su potencialidad.

Los horarios y las frecuencias en las que se hacen esta clase de actividades extraescolares las debes decidir los padres, por lo que lo normal es que se contacte con el centro en cuestión o profesor a fin de elegir el horario que sea mejor.

Como nos comentan los profesionales de clases-de-piano.es, el gusto por la música y por tocar es de las mejores cosas que puede hacer un niño. Eso sí, siempre debemos respetar sus gustos y respetarles lo máximo posible.

Vivimos tiempos en los que los más pequeños de la casa se llenan de numerosas actividades extraescolares y puede llegar a pasar que sufran de estrés. Esto es algo que nadie quiere, principalmente porque ya habrá, por desgracia, cuando crezcan, momentos en los que aparecerá el estrés.

Desde luego que si tocar el piano es algo que les gusta o les atrae, van a poder sacar más provecho a las clases, tanto como si solo quiere aprender a tocar para pasar buenos ratos como si se quiere dedicar a ello de forma más profesional.

Cuando un niño no siente interés, se producen momentos poco agradables y un limitado aprovechamiento cuando no nulo de las mismas. ¿Merece la pena estar detrás de un niño y pagarle clases de algo que no necesita y que tampoco le atrae? Pues como imaginarás, no.

Así que ya sabes, si te ha parecido interesante todo lo que hemos contado sobre los profesores de piano y puede ayudarte a que hagas una mejor elección de profesor, nos alegramos sobremanera y te invitamos a que compartes el contenido con los amigos, familiares que conozcas para que así, en el caso de que tengan niños, puedan también leer algo sobre la elección de profesor de piano, algo que parece tan fácil como buscar en Internet el más cercano que haya y punto, pero lo cierto es que a la hora de la verdad no lo es y es por eso que puede ser interesante el hacer una buena elección al respecto.