Todo lo que no sabes sobre Ley de Startups

Hoy vamos a hablar sobre la Ley de Startups. Sé que puede sonar como un rollo legal, ¡pero creedme! Esta…

¿Cómo desatascar el fregadero?

Existen varios métodos para desatascar un fregadero, esto suele pasar cuando no se realiza una buena limpieza de las tuberías de manera periódica.

Intenta que los platos que se lavan en el fregadero tenga la menor cantidad de restos de comida posible. Las partículas se van acumulando en el desagüe provocan obstrucciones y malos olores.

También puedes usar las rejillas para que se cuelen menos cantidad de restos de comida. No es aconsejable tirar el aceite usado por el desagüe, porque puede solidificarse.

El diario La Vanguardia informa que «si desechamos este aceite por el fregadero favorecemos que se atasquen tuberías, dificultamos e incrementamos los costes de los procesos de depuración de aguas residuales y facilitamos la formación de películas superficiales en las aguas de nuestros ríos. Ni si quiera deberíamos verter cantidades pequeñas, como las que pueden quedar en la sartén (y que enjuagamos erróneamente con el grifo de nuestro fregadero) tras preparar una sencilla hamburguesa».

Tampoco debes arrojar productos químicos como pinturas o desinfectantes, ya que suelen ser muy grasientos y provocan una obstrucción. Para evitar que el fregadero se atasque enjuágalo regularmente con agua caliente después de usarlo para eliminar los residuos grasos.

Los expertos explican que es recomendable realizar una limpieza mensual del fregadero y las tuberías. A continuación, te explicamos los mejores consejos, así que toma nota.

Agua caliente y lejía

La combinación de agua caliente y lejía puede ayudarte a desatascar los desagües de tu fregadero o bañera. Es importante que utilices agua hirviendo para conseguir buenos resultados.

Por cada cinco litros de agua, debes echar un vaso de lejía. No te pierdas los siguientes pasos:

-Vierte la lejía y déjala actuar durante 10 minutos.

– Después echa el agua hirviendo.

-Deja actuar la mezcla unos 15 minutos.

– Aclara dejando correr el agua.

Vinagre con bicarbonato

Si no quieres usar la lejía porque piensas que es un poco agresiva, también puedes desatascar las tuberías con bicarbonato de sodio, vinagre y un poco de agua caliente.

Estos ingredientes no contaminan y son muy económicos. Solo necesitas dos vasos de agua hirviendo, un vaso de vinagre y un vaso de bicarbonato de sodio. Para desatascar sigue los siguientes pasos:

-Introduce medio vaso de bicarbonato en el desagüe atascado.

-Después, vierte el agua hirviendo y deja actuar 10 minutos.

-Por último, echa el resto de bicarbonato de sodio y todo el vinagre del vaso.

-Cubre el desagüe con un tapón y espera unos 5 minutos.

-Tira el resto de agua hirviendo por el desagüe.

-Si notas que el fregadero sigue atascado puedes repetir estos pasos las veces que haga falta.

Usa el desatascador

También puedes desatascar cualquier tubería con el desatascador. Los hay de muchos tipos: desatascador manual, de ventosa, de manivela…

Desde García Guirado explican que son efectivos en atascos leves. Deberás llenar un poco el fregadero con agua, coloca el desatascador sobre el desagüe y tapona el respiradero superior antes de desatascarlo.

Coca-Cola

«Mundialmente conocida, no solo se puede beber, también es un excelente producto para desatascar el fregadero gracias al ácido fosfórico 338, uno de sus componentes. Si hay agua en el fregadero, quita toda la que puedas y vierte 1-2 litros de refresco, dependiendo de si es un fregadero grande o pequeño. Deja que actúe entre 45-60 minutos, verás durante ese tiempo que empieza a drenar mejor y se desatasca», informa el periódico digital Okdiario.

Evita la sosa cáustica

No uses la sosa cáustica o hidróxido de sodio para desatascar el fregadero, porque es un producto muy corrosivo. Puede provocar irritación de los ojos y de la piel, e incluso quemaduras.

Echar sal en el fregadero

Con la sal podrás desatascar las tuberías en cuestión de minutos. Solo necesitas agua, sal, bicarbonato de sodio y vinagre blanco. Si quieres desatascar el fregadero con eficacia y en poco tiempo no te pierdas los siguientes tips:

-Mezcla media taza de sal y media taza de bicarbonato de sodio.

-Vierte la mezcla en el desagüe del fregadero.

-Deja que la mezcla actúe unos 10 minutos para que elimine toda la suciedad.

-Después, vierte una taza de vinagre blanco y deja que actúe durante 30 minutos.

-Pasada esa media hora, incorpora un buen chorro de agua caliente para enjuagar los restos y acabar con la suciedad.

Pero, si el fregadero sigue atascado la mejor opción es contar con la ayuda de un profesional para que resuelva el problema. Además, el fontanero dispone de la formación necesaria y posee las herramientas adecuadas para poder realizar los trabajos de una forma eficiente.

¡Pregúntale todas las dudas para evitar obstrucciones en las tuberías!