La ortodoncia invisible: ¿es rentable?

Ahora mismo es muy habitual ver a personas de cierta edad con ortodoncia. Nada tiene que ver lo que usaba hace años donde era habitual recibir motes muy peyorativos. Y es que lo de llevar unos hierros en la boca era lo que más se decía. No era de buen gusto, incluso muchos jóvenes han sido víctimas de bullying. Por suerte, la evolución de la tecnología ha permitido que ahora mismo las ortodoncias no tienen nada que ver con lo que había antes. Y la más llamativa es la ortodoncia invisible. Si quieres saber más sobre ella, solo tienes que seguir leyendo. Y si tienes alguna duda, preguntar.

Te tienes que poner en situación. Si te gustaría resolver los problemas de alineación y mordida y lucir una sonrisa perfecta pero no te atrae la idea de llevar brackets, bien por estética o  bien por motivos personales, te encantará conocer el sistema Invisalign, un nuevo método de ortodoncia invisible que ha llegado para revolucionar por completo el campo de la ortodoncia. Estamos hablando de la famosa ortodoncia invisible. Esa de la que cuando te encuentras con alguien te dice, “¡jo! No se te nota nada”.

Nos sentamos en el sillón de la clínica dental Estudio para que nos hablen de este nuevo sistema. “Se trata de un sistema de alineadores transparentes que se encarga de corregir tu sonrisa, pasando totalmente desapercibido”, nos explican. Te contamos todas las ventajas de este método para que vuelvas a sonreír sin complejos. Y lo mejor de todo es que lo puedes hacer desde el primer día.

¿Qué es la ortodoncia invisible?

Se trata de un nuevo sistema de ortodoncia invisible a base de alineadores transparentes: una férula hecha a medida del paciente para corregir su sonrisa estratégicamente, justo de la forma que necesita. El sistema Invisalign es muy cómodo y discreto, y este es el motivo de la gran popularidad que tiene ahora mismo entre los nuevos usuarios de ortodoncia.

¿Quién se la puede poner?

Pues la ortodoncia invisible se adapta a todas las bocas, aunque los pacientes que necesitan corregir problemas de malposición dental, como apiñamiento o esparcimiento, o problemas de mordida. Tras un examen previo por parte de un dentista especializado, sabrás si tú también puedes disfrutar de las ventajas de este método.

Los beneficios de la ortodoncia invisble

Pues son muchos, porque la eficacia de Invisalign es máxima, como han comentado los usuarios que lo han tenido puesto. Es equivalente a la efectividad de la ortodoncia de brackets tradicional, con la gran ventaja de ser un método mínimamente invasivo para la estética de la sonrisa. Los alineadores transparentes son prácticamente imperceptibles, incluso en las distancias cortas.

Además, se trata de una férula extraíble por el propio paciente, lo que le permite realizar una limpieza en profundidad después de cada comida: tanto de la cavidad oral como de los alineadores. Una de las principales ventajas es que el hecho de poder comer sin la aparatología hace que el paciente no tenga que modificar su dieta ni prescindir de ningún alimento, como sucede en el caso de los brackets.

Por último, uno de los grandes beneficios de Invisalign® es que el paciente puede prescindir puntualmente de su uso de manera puntual y asistir a un evento sin ortodoncia.

¿Cómo se pone la ortodoncia?

El  tratamiento de ortodoncia invisible es un método de alineación de la sonrisa totalmente personalizado. Y es un proceso muy sencillo. Por ello, el primer paso es realizar un examen de la cavidad oral del paciente a través de un escáner intraoral. De este modo sabremos exactamente qué necesita tu sonrisa y planificaremos el tratamiento. Se diseña una férula a tu medida y se realiza un seguimiento hasta conseguir el objetivo. De esta manera notarás los efectos sobre tu sonrisa ya desde las primeras semanas.

El precio

Una de las grandes dudas es saber el precio de este tipo de ortodoncia. Por supuesto que es más caro que unos Brackets metálicos, pero merece la pena. El precio de un tratamiento de la ortodoncia invisible puede oscilar en una horquilla de 1.000 a 5.000 euros, habrá que comprobar el tipo de ortodoncia que se pone, el tiempo y el problema que tengas en la boca.

Y así de sencillo puedes usar esta ortodoncia invisible. Una herramienta que ha llegado para mejorar la vida de las personas y sobre todo para quitarle el miedo a todas esas personas que siguen pensando que ponerte un aparato es ponerte hierros.

De ruta de vinos por Alicante

Ya es hora de poder respirar aire fresco. Han sido muchos meses de estar metidos en casa y ahora, con la vacuna ya viento en popa, es el momento de salir y disfrutar de España. En esta ocasión nos acercamos a Alicante, y lo vamos a hacer para hacer una ruta de vino. Sin duda, una de las rutas que más nos gustan.

Sí, en Alicante hay vinos, y muy buenos. No tenemos que pensar solo en Ribera de Duero o en Riojas, a la vera del Mediterráneo existen unos vinos muy ricos. Si no los conoces es el momento de que eches un vistazo. Y es que Alicante presenta un catálogo de lo más surtido en cuanto a tipos de vinos. Lejos de querer ser una D.O. temática y sólo con una categoría por imperativos del marketing, aquí son creativos, diversos y variados como reflejo del espíritu mediterráneo.

Por este motivo se denominan los Vinos Alicante (sí, en plural) y por eso tienen estilos de vinos. Curiosamente casi ninguno pasa desapercibido y todos hablan de su origen. Hay un vino alicantino para cada tipo de consumidor, y eso es una ventaja cultural que no podemos despreciar.

Blancos

Los blancos son los de moscatel. Los tienes que probar porque son esenciales. Y más cuando se trata de la moscatel de Alejandría de la Marina Alta, en nada comparable a otras moscateles de zonas cercanas. Los vinos presentan tonos muy pálidos y limpios, con sus características de aromas a flores blancas: azahar, jazmín, azucena… y en boca son ligeros, persistentes y con una muy buena acidez, perfecta para tener un amplio maridaje. Si eres un amante de los vinos blancos, no puedes dejar de probarlos.

Tintos

El que más llama la atención es un vino de monastrell. Y lo puedes tomar solo o acompañado por otras. Son de Jóvenes o de crianza. Y tiene un sabor que es siempre intenso, poderoso, con fruta madura y toques tostados bien por el sol, bien por las maderas. Pero en definitiva un vino de capa media o alta, con aromas a moras, ciruelas, cerezas. Intenso en nariz y en boca. Con gran cuerpo y toques a bosque mediterráneo y algo mineral (cuando más sola queda la monastrell). Una gran experiencia y un vino sin duda diferente.

Rosados

El rosado que procede de monastrell, por su carga fenólica, suele ser intenso, muy rosado frambuesa o gominola, con ligeros toque aromáticos a fresas y con una muy buena estructura y cuerpo. Recientemente se han hecho más ligeros gracias a coupages con otras variedades tintas y en todos está presente su fruta y amabilidad. Ya sabemos que los rosados o son odiados o queridos, y en este caso, pues te van a encantar.

Vinos dulces

Con sol y buena maduración es posible obtener buenos vinos dulces ideales para disfrutar de una amplia gastronomía mediterránea. Presentan aspectos similares a los vinos de licor. Aunque los tenemos dulces naturales o naturalmente dulces, vinos de licor, etc. Una gran diversión para tu paladar.

Vinos de licor

Especializados en estos vinos, los de Alicante pueden hacerse con variedades blancas o tintas. Conocidos como mistelas, tienen añadidos vínicos para parar su fermentación y quedan a medio camino de su transformación de azúcar en alcohol. Por lo que resultan muy interesantes.

Vinos espumosos

La última incorporación de Alicante ha sido perfecta para crear vinos a los que le ponemos toda la fruta, madurez y buenas cualidades de nuestras variedades para fomentar su sabor y particularidad. Aunque son vinos de reciente elaboración, han dado grandes resultados, y más si se elaboran con buenas materias primas.

Y ahora ya sabes más sobre los vinos de Alicante. Pero sin duda, la teoría está muy bien, pero lo que hay que hacer es ponerlo en práctica. Y para eso lo mejor es hacer una ruta de vinos para poder hacer una cata. Si te parece bien, te recomendamos una con Bocopa, que consiste en una visita turística que poner cinco euros  puedes tener una cata de dos vinos por siete euros una cata 4 vinos. Lo que es opcional es el plato de lomo y queso 2´50€ por persona.   Algo que nosotros recomendamos.

Esta visita incluye una proyección de vídeo de cultivos y elaboración de vinos, más una visita a la bodega (plantas de embotellado, depósitos de fermentación y cava de barricas, más una degustación de vinos y regalo de sombrero de yute. Descubre dónde y de qué manera fermentamos los vinos tranquilos y espumosos de calidad.

Ahora es el momento de dejarte sorprender por estos impresionantes vinos del Mediterráneo. Si quieres comer por la zona después de la visita y cata, también puedes hacerlo en los mejores restaurantes de la zona.