¿Te vas a operar de la vista? Esto es lo que debes de hacer para cuidar tus ojos

Muchos de nosotros pasamos muchas horas a lo largo del día y a lo largo de nuestras vidas frente al ordenador y es por ello por lo que cada vez somos más los que tenemos problemas oculares. Esto desemboca en que cada vez es más habitual que ya desde jóvenes tengamos diferentes problemas de visión y que por tanto tengamos que acudir a nuestro oculista y a nuestra óptica de confianza, en muchos casos ya no para solucionar el problema, sino que para poder poner un remedio que nos sirva para volver a ganar esa calidad de visión que ya no tenemos. Es por todo ello por lo que ya en la edad adulta cada vez son más las personas que se decantan por llevar a cabo una cirugía ocular que les permita, en muchos casos, volver a llevar una vida alejada de las gafas, mientras que, en otros, al menos poder volver a tener una buena calidad de visión, aunque mantengamos a mano las lentes. Así, en este post os queremos dar algunos trucos que debemos llevar a cabo siempre que pasemos por la cuchilla para poder cuidar a nuestros ojos. 

Como os decimos, tan importante es la cirugía como los cuidados que hagamos previos, durante y después de la intervención, por lo que para que no os pille desprevenidos, a continuación, os detallamos algunos de los consejos que debéis seguir para cuidar vuestra vista: 

  • Rutinas a realizar los días previos a la intervención. Durante los días previos a la cirugía, es importante prestar especial atención a los hábitos de nuestra rutina y esforzarse por mantener el cuerpo en las mejores condiciones físicas y psicológicas posibles:
    • Descanso. Es importante descansar bien durante los días previos. Reducir, siempre que sea posible, la carga de trabajo y de estrés a la que se pueda estar sometido, y dormir las 8 horas diarias recomendadas asegurará el descanso necesario para la operación.
    • Evitar excesos. Es recomendable reducir las comidas copiosas durante los días previos, mantener una dieta lo más equilibrada posible y evitar la ingesta de bebidas alcohólicas o el consumo de tabaco.
    • Higiene ocular. Habitualmente, el oftalmólogo que va a llevar a cabo la intervención, recomienda al paciente el uso de una solución oftálmica hidratante o de toallitas oftálmicas estériles para mantener las zonas del ojo, del párpado y de las pestañas limpias, libres de contenido bacteriano e hidratadas. Además, este tipo de toallitas están formuladas y testadas para presentar una máxima tolerancia a nivel dermatológico y ocular, por lo que no provocan irritación en los ojos.
  • El día de la intervención. El día de la intervención ha llegado y es recomendable seguir una serie de consejos para conseguir que la operación sea un éxito:
    • Descanso. Es importante llegar a la operación lo más descansado posible, a ser posible, tras haber dormido un mínimo de 8 horas.
    • Ayunas. Es decir, no se puede comer nada en las 8 horas previas, ni beber agua en las 2 horas anteriores a la operación. Es importante respetar esto ya que, de lo contrario, se podrían sufrir vómitos o mareos durante la intervención quirúrgica. Además, la última comida antes de la operación debe ser lo más saludable y ligera posible, tal y como recomienda la doctora Cecilia Rodríguez y es que solo de esta forma se puede garantizar que el paciente esté en condiciones de someterse a una intervención que, aunque sencilla en la mayoría de las ocasiones, lo cierto es que se puede complicar si no se toman las precauciones adecuadas.
    • Ropa cómoda. El día de la operación, es recomendable acudir con ropa cómoda y holgada, es decir, fácil de quitar y de poner para facilitar el proceso tras la operación y estar lo más cómodo posible durante la misma. También es recomendable no ponerse joyas de ningún tipo durante ese día.

Evitar el uso de lentillas y lavarse el pelo, otros puntos clave

Además de lo que os hemos ido mencionando a lo largo del post, evitar el uso de lentillas o lavarse el pelo el día antes son puntos clave debido a los siguientes motivos:

  • Evitar el uso de lentillas. Si la persona que se va someter a la intervención es usuaria de lentes de contacto, es aconsejable dejar de usarlas un mínimo de 15 días antes de la operación si son lentillas rígidas o 7 días antes si son lentillas blandas.
  • Lavarse el pelo. Una recomendación bastante habitual es la de lavarse el pelo el día antes de la operación para evitar tener que hacerlo el día de la operación o el primero de postoperatorio. El objetivo es evitar que las sustancias químicas que pueden contener tanto el gel de ducha como el champú entren en contacto con los ojos y los irriten, retrasando o dificultando la recuperación.