El calzado, imprescindible para que nuestros viajes salgan a la perfección

Si hiciéramos un ranking que clasificase los mejores pasatiempos para el ser humano, sería probable que encontráramos en el hecho de viajar una de las actividades preferidas por muchas personas. Y es que no es para menos. Se trata de una de las cuestiones que, por una parte, nos permite disfrutar de nuestro tiempo de ocio al máximo y que, por otro lado, realiza una contribución que es esencial de cara a que el ser humano se desarrolle personal y profesionalmente. Eso, en muchas ocasiones, tiene un valor que podríamos considerar incalculable. 

Viajar es algo deseado por el conjunto de la población. Es una de las actividades más internacionales y de un mayor rango de edad y características socioeconómicas que podemos encontrar. En efecto, personas de diferentes culturas tienen bien aprendida cuál es la importancia de una acción como de la que estamos hablando. Y hay gente de mayor o menor capacidad monetaria que también dedica buena parte de su tiempo libre a visitar una ciudad que, por cualquier motivo, resulte de especial interés. Está claro que esta es una muy buena manera tanto de disfrutar de los nuestros como de ganar en amplitud de miras. 

Una noticia que fue publicada en El Periódico, en concreto en su sección Viajar, hacía una clasificación de las 10 mejores ciudades para recorrer caminando que se encuentran en nuestro país. En el texto se hace referencia, de este modo, a ciudades andaluzas como lo son Sevilla, Granada o Huelva, a ciudades mediterráneas como Valencia o Barcelona o a ciudades más frías, como lo son Bilbao o Salamanca. Lo que es evidente es que pocos países pueden presumir de la variedad de la que disponemos en un país como España. 

Otra noticia, en este caso publicada en el portal web del diario ABC, informaba de una cuestión similar, haciendo su particular ranking, incorporando alguna ciudad que no se recoge en el artículo anterior (como es el caso de Vitoria) pero manteniendo al grueso de las diez primeras clasificadas. En esta noticia podemos comprobar el número de kilómetros que son peatonales en este tipo de ciudades, algo que beneficia en buena medida al turismo y que hace que estas ciudades sean mucho más atractivas para el gran público. Desde luego, nos llama mucho más la atención una ciudad que tenga espacios para peatones que otra que priorice en mayor medida la circulación de vehículos. 

El turismo y la venta de ropa deportiva son dos de las cuestiones que van de la mano en muchas ocasiones sin que prácticamente nadie haya notado esa relación de interdependencia que existe entre una cosa y la otra. Quienes sí son conscientes de esa relación son los profesionales de Liquistocks, que nos han indicado en una charla reciente que, cuanto mayor es el volumen de negocio del turismo nacional, más crece la demanda de calzado deportivo. La necesidad de visitar una nueva ciudad con ropa cómoda es algo que ya es perfectamente visible desde el punto de vista económico y que muchas personas ya identifican como una necesidad. 

Una realidad también para el turismo internacional

Es evidente que también es ideal para la venta de calzado deportivo que se refuerce el turismo internacional, tanto el de los españoles que visitan algún país del extranjero o el de las personas de otras nacionalidades que acuden hasta el interior de nuestras fronteras. A fin de cuentas, el ser humano visita otros lugares con el firme propósito de moverse en ellos y conocerlos con una mayor profundidad. No cabe la menor duda de que eso es algo que requiere de un buen calzado que permita evitar lesiones y otro tipo de dolencias en nuestros pies. 

Está claro que, si no hacemos caso de estos consejos y decidimos visitar una ciudad fiándonos de un calzado que no es el indicado, el viaje se nos puede hacer demasiado cuesta arriba. De hecho, no sería la primera vez que nos pareciera que una de estas actividades se nos terminara convirtiendo en un verdadero castigo. No cabe la menor duda de que esa es la peor de las situaciones a las que podemos llegar durante un viaje con nuestra familia, amigos o compañeros de trabajo.   

La importancia del calzado es tanta que no tenemos ninguna duda acerca de que va a seguir siendo un tema que la gente tenga en consideración a la hora de realizar cualquier tipo de viaje. Y es que tiene mucho que ver con la buena sensación que nos deje ese viaje. Si esa salida la caracterizan las molestias en nuestros pies, está claro que no será la escapada de nuestros sueños. Pero, si conseguimos que el calzado se ajuste perfectamente a las necesidades que requiere un desplazamiento de este tipo, esos pueden ser días que no olvidemos en el resto de nuestra vida.

De turismo rural con billete de avión

No termino de entender por qué extraña razón en España asociamos la idea de hacer turismo rural con viajar en coche privado o, como mucho, en tren. Es como si descartásemos la posibilidad del avión conforme nuestro cerebro piensa en alojarse en una casa rural o en una casita de madera, creo que tenemos una especie de repelente asociado a esa palabra, como cuando intentas pegar dos imane y no puedes, o mezclar agua y aceite que es imposible.

En cierto modo tiene sentido, ya que cuando pensamos en turismo rural lo hacemos ideando una escapada a pueblos del interior o costeros con poca afluencia de turismo (aunque cada vez hay más lógicamente). No pensamos en hacer turismo rural en París por ejemplo, ni en Marbella o Barcelona porque no tiene sentido y eso significa que llegar hasta esos pueblos puede ser más complejo si no tienes vehículo propio pero ¿nadie piensa en los alquileres o qué?

Está claro que es una de las mejores opciones que podemos elegir, viajar en avión y movernos por alrededores en un vehículo de alquiler, pero es como si en España esa posibilidad no estuviera muy extendida.

Asturias se convirtió este verano 2020 en uno de los principales destinos de turistas nacionales, algo que vino muy bien al sector por allí pero que ahora les ha traído consigo un aumento de casos de Covid19 bastante notable. Supongo que es el hándicap de este año, si haces buenos números en hostelería o turismo (o números salvables) aumentan los números de infectados por Covid19 en la región. Es el toma y daca del 2020, definitivamente. Yo misma viaje a Asturias este año y la gente con quien hablaba se asombraba de que fuera a llegar hasta Oviedo en Avión, y más aún cuando les decía que mi perro se venía con nosotros. ¿En qué siglo vivimos si se puede saber?

Tanto la comunicación aérea, como la terrestre o marítima, ha mejorado muchísimo. ¡Somos un mundo globalizado! Para lo bueno y para lo malo, e incluso las mascotas pueden viajar ya en avión con ciertas normas, en animalesporavion.com está toda la información.

El turista extranjero viene en avión

¿Sabéis la cantidad de turistas extranjeros que vienen a nuestro país a practicar turismo rural? España ya no es solo turismo de sol y playas, esa es la parte positiva, la negativa es que deberíamos cambiar un poco nuestro sistema económico para que no todo dependa del turismo. Hay que fomentar la industria y apoyar otros sectores para que crezcan y creen puestos de trabajo fuera del sector del turismo y la hostelería, así evitaríamos que situaciones como la recién vivida con la Pandemia agraven tantísimo la situación económica de nuestro país. Pero bueno, este es otro tema.

Aquí de lo que hablamos es de que el turista extranjero lo tiene claro: llega hasta la ciudad con aeropuerto más cercana a su destino final en avión, tanto por comodidad como por rapidez, y desde allí valora posibilidades (autobús, tren, etc.) aunque por ahora, lo más demandado es el alquiler de vehículos privados ya que permiten llegar al destino final cómodamente pero también tener libertad de movimiento por los alrededores para visitar otros pueblos o rincones naturales. Y precisamente eso fue lo que hice yo, alquile un alojamiento rural desde el buscador Ruralzoom en Asturias, compré billetes de avión para 4 + un perro hasta Oviedo, y una vez allí alquilamos un vehículo familiar para movernos por los alrededores.

Tuvimos la oportunidad de ver lugares tan impresionantes como los Lagos de Covadonga, Cangas de Onís, Bulnes, Llanes, Bufones de Pría, Ribadesella, Cudillero, Lastres y muchos lugares más.

La vuelta la hicimos igual de cómoda, desde la casita rural en vehículo de alquiler hasta el aeropuerto, de allí en avión hasta nuestra ciudad y en taxi a casa. Recorrimos casi toda España de punta  a punta en cuestión de hora y poco por lo que aprovechamos los 8 días que fuimos a Asturias desde el principio hasta el final. De haber ido en coche habríamos perdido casi dos días en llegar hasta allí. Interesante ¿verdad?

Turismo rural en España

Y es que conforme va ganando adeptos el turismo rural también van apareciendo alojamientos por todas partes. Ahora mismo podríamos alojarnos casi en cualquier pueblo español, a precios bastante económicos, y hacer senderismo o visitar parajes naturales encantadores en cualquier época del año. De hecho, son muy pocos los pueblos que aún no cuentan con ninguna casa rural en alquiler para turistas.

No hace muchos años, quien heredaba una vivienda en un pueblo alejado al que casi nunca iba tendía a venderla lo antes posible. Eran muy pocos los que valoraban la tranquilidad de la que podrían disfrutar yendo los fines de semana y vacaciones a una posible segunda residencia en un pequeño pueblo español. Hoy en día, cada vez son más los que sí valoran esa tranquilidad pero, al mismo tiempo, también son más quienes heredan este tipo de vivienda y decide hacer negocio de ella gracias al alquiler turístico porque, seamos realistas, el negocio sale muy rentable.

Tened en cuenta que una noche en una casa rural bien acondicionada puede costar, de media, unos 60 euros. Si alquilamos la vivienda una semana hablamos de un beneficio de 420 euros semanales y 1680 euros mensuales a los que solo habría que descontar impuestos. Eso significaría ganar que, si alquilamos la mayor parte del tiempo nuestra casita rural en el pueblo (pongámosle 10 meses), podríamos conseguir la friolera de 16.800 euros anuales y el nivel de inversión no tendría que ser muy elevado ya que, si heredamos, la vivienda es nuestra pagando las tasas pertinentes y una reforma para acondicionar baños, cocina y climatización podría rondar los 15.000 euros. En otras palabras, que no perderíamos nada y en un año amortizaríamos lo invertido lo que significa que a partir del segundo año todo serían beneficios.

¡Y ojo! tened en cuenta que he dicho 60 euros la noche, algo que puede resultar tremendamente barato en ciertas zonas con afluencia y dependiendo del tamaño de la casa así que haceros a la idea que hay quien cobra el doble, 120 euros la noche, e incluso más en pueblos tan demandados como Ronda, Ribadeselles, Alcalá del Júcar, Olite o Peñíscola por decir algunos.

Podríamos decir que ahora mismo hay tantas opciones en Booking para hacer turismo rural en España que podríamos recorrernos todo el país, yendo de un alojamiento a otro, sin repetir pueblo en ningún momento, y eso significa que podemos hacer viajes cortos, de Madrid a Toledo, o de Alicante a Murcia, pero también viajes mucho más largos para disfrutar del turismo rural, como de Navarra a Sevilla o de Almería a Santiago de Compostela y en estos casos os puedo asegurar que sale mucho más a cuenta coger el avión y alquilar luego un vehículo privado que viajar en tu propio coche desde tu ciudad origen a tu ciudad destino.

No debemos tenerle miedo al alquiler de vehículos, es algo muy extendido por Europa que no termina de calar en nuestro país. De hecho, la mayor parte de quienes usan este servicio son extranjeros mientras que los nacionales optamos por llevar nuestro propio coche hasta donde haga falta, aunque en realidad no merezca la pena. Así que quedaros con la idea bien grabada en la cabeza: se puede viajar en avión y hacer turismo rural al mismo tiempo. Pensadlo.

¿Te vas a operar de la vista? Esto es lo que debes de hacer para cuidar tus ojos

Muchos de nosotros pasamos muchas horas a lo largo del día y a lo largo de nuestras vidas frente al ordenador y es por ello por lo que cada vez somos más los que tenemos problemas oculares. Esto desemboca en que cada vez es más habitual que ya desde jóvenes tengamos diferentes problemas de visión y que por tanto tengamos que acudir a nuestro oculista y a nuestra óptica de confianza, en muchos casos ya no para solucionar el problema, sino que para poder poner un remedio que nos sirva para volver a ganar esa calidad de visión que ya no tenemos. Es por todo ello por lo que ya en la edad adulta cada vez son más las personas que se decantan por llevar a cabo una cirugía ocular que les permita, en muchos casos, volver a llevar una vida alejada de las gafas, mientras que, en otros, al menos poder volver a tener una buena calidad de visión, aunque mantengamos a mano las lentes. Así, en este post os queremos dar algunos trucos que debemos llevar a cabo siempre que pasemos por la cuchilla para poder cuidar a nuestros ojos. 

Como os decimos, tan importante es la cirugía como los cuidados que hagamos previos, durante y después de la intervención, por lo que para que no os pille desprevenidos, a continuación, os detallamos algunos de los consejos que debéis seguir para cuidar vuestra vista: 

  • Rutinas a realizar los días previos a la intervención. Durante los días previos a la cirugía, es importante prestar especial atención a los hábitos de nuestra rutina y esforzarse por mantener el cuerpo en las mejores condiciones físicas y psicológicas posibles:
    • Descanso. Es importante descansar bien durante los días previos. Reducir, siempre que sea posible, la carga de trabajo y de estrés a la que se pueda estar sometido, y dormir las 8 horas diarias recomendadas asegurará el descanso necesario para la operación.
    • Evitar excesos. Es recomendable reducir las comidas copiosas durante los días previos, mantener una dieta lo más equilibrada posible y evitar la ingesta de bebidas alcohólicas o el consumo de tabaco.
    • Higiene ocular. Habitualmente, el oftalmólogo que va a llevar a cabo la intervención, recomienda al paciente el uso de una solución oftálmica hidratante o de toallitas oftálmicas estériles para mantener las zonas del ojo, del párpado y de las pestañas limpias, libres de contenido bacteriano e hidratadas. Además, este tipo de toallitas están formuladas y testadas para presentar una máxima tolerancia a nivel dermatológico y ocular, por lo que no provocan irritación en los ojos.
  • El día de la intervención. El día de la intervención ha llegado y es recomendable seguir una serie de consejos para conseguir que la operación sea un éxito:
    • Descanso. Es importante llegar a la operación lo más descansado posible, a ser posible, tras haber dormido un mínimo de 8 horas.
    • Ayunas. Es decir, no se puede comer nada en las 8 horas previas, ni beber agua en las 2 horas anteriores a la operación. Es importante respetar esto ya que, de lo contrario, se podrían sufrir vómitos o mareos durante la intervención quirúrgica. Además, la última comida antes de la operación debe ser lo más saludable y ligera posible, tal y como recomienda la doctora Cecilia Rodríguez y es que solo de esta forma se puede garantizar que el paciente esté en condiciones de someterse a una intervención que, aunque sencilla en la mayoría de las ocasiones, lo cierto es que se puede complicar si no se toman las precauciones adecuadas.
    • Ropa cómoda. El día de la operación, es recomendable acudir con ropa cómoda y holgada, es decir, fácil de quitar y de poner para facilitar el proceso tras la operación y estar lo más cómodo posible durante la misma. También es recomendable no ponerse joyas de ningún tipo durante ese día.

Evitar el uso de lentillas y lavarse el pelo, otros puntos clave

Además de lo que os hemos ido mencionando a lo largo del post, evitar el uso de lentillas o lavarse el pelo el día antes son puntos clave debido a los siguientes motivos:

  • Evitar el uso de lentillas. Si la persona que se va someter a la intervención es usuaria de lentes de contacto, es aconsejable dejar de usarlas un mínimo de 15 días antes de la operación si son lentillas rígidas o 7 días antes si son lentillas blandas.
  • Lavarse el pelo. Una recomendación bastante habitual es la de lavarse el pelo el día antes de la operación para evitar tener que hacerlo el día de la operación o el primero de postoperatorio. El objetivo es evitar que las sustancias químicas que pueden contener tanto el gel de ducha como el champú entren en contacto con los ojos y los irriten, retrasando o dificultando la recuperación.