Dime cómo decoras tu casa y te diré quién eres

Cuando alguien nos invita a su casa, enseguida sabemos características de esa persona que se nos habían pasado por alto. La disposición de los muebles, la elección de los colores, si tiene animales o plantas, si le gusta la automoción, las bebidas alcohólicas o el café, si es gammer o, por el contrario, le gustan las películas o los libros, si hace deporte… Todo ello comunica más de nosotros mismos de lo que podríamos llegar a decir. Nuestras casas no engañan y es que son un reflejo de nuestra personalidad, de nuestros gustos e incluso del tiempo que estamos en casa.

Así, hay personas que eligen darle un aspecto rústico a sus casas; otras, optan por detalles marineros; otras deciden la temática victoriana; y luego hay otro tipo de personas que apuestan por la comodidad, el bienestar y la calidez en el hogar. Este último tipo de decoración está de moda en 2021, ya que después de haber pasado tanto tiempo en casa muchas personas han decidido darle la vuelta a sus casas, optando así por una decoración más minimalista, en la que destacan los colores neutros y de la naturaleza.

Estamos de acuerdo en que la decoración, la elección de los muebles y la disposición de los diferentes elementos de nuestro hogar es importante, pero la vajilla y la cubertería que tenemos en casa es clave para darnos a conocer a nuestros invitados, para lograr un toque atractivo y, sobre todo, para tener todos los elementos a mano en el caso de los vermuts, las sobremesas o de acabar una buena cena con una copa. En este sentido, entran en juego los vasos, las copas de gin tonic o de cóctel y las copas de vino o de combinados. Es por ello por lo que nuestros amigos de Giona Premium Glass nos proponen los más versátiles.

Así, no hay casa que se precie que no tenga vasos de whisky, que además elegantes, potencian el disfrute de la bebida gracias a la calidad de su cristal. Las copas para cóctel son muy refinadas, aumentan la belleza de un salón y son también muy prácticas, ya que resultan esenciales y perfectas para la elaboración de los bartender. Otras de las características de estas copas son su facilidad de uso, el cómodo transporte en bandeja, y la facilidad en su limpieza y mantenimiento. Por último, las copas para combinados suelen contar con unas dimensiones idóneas para controlar el servicio de un combinado y destacan por su capacidad y por su diseño.

Hablando de colores, ¿quién no ha pensado alguna vez pintar las paredes de un color determinado? ¿Y cuántas personas, finalmente, han optado por quedarse con el blanco habitual? Pues es indispensable conocer que cada color aporta un estado de ánimo determinado, por lo que es importante adecuar las estancias de la habitación según el objetivo que queramos conseguir. No utilizarías el mismo color para estudiar o trabajar que para dormir y descansar, ¿verdad?

El significado de los colores

Cuando entendemos el significado de los colores, entendemos también que no hay dos habitaciones iguales y podemos diferenciar cada estancia, aún más ahora que el teletrabajo nos obliga en numerosas ocasiones a trabajar desde nuestro salón o desde nuestro dormitorio. Así, el blanco es el color más usado en las viviendas porque aporta luz al hogar y se le atribuyen características de bondad e inocencia. Otro de los colores más habituales es el azul, que suele estar asociado a la estabilidad y la profundidad y representa la confianza y la sabiduría, por lo que estaría indicado para un cuarto de estudio o de trabajo. También es habitual encontrarse una casa en la que predomina el morado o violeta y este color estaría indicado para salones y, sobre todo, para dormitorios ya que es un color que aporta misticismo y relajación. El negro, por ejemplo, estaría indicado para un despacho porque se le asocia con la elegancia y la formalidad, así como autoridad y seriedad.

Hay otros colores menos habituales, aunque esto no indica que no estén presentes en las casas, ya que aparecen sobre todo en los decorados y acabados de determinadas estancias. Hablamos del rojo, que está asociado con el peligro y el riesgo, pero también con la pasión, el deseo y el amor. El amarillo, por ejemplo, es un color muy vivo y que despierta una gran cantidad de emociones, ya que representa la alegría y la felicidad y, además, estimula la actividad mental. El naranja representa el entusiasmo, la creatividad y el éxito. Y el verde aporta armonía y fertilidad.

La ortodoncia invisible: ¿es rentable?

Ahora mismo es muy habitual ver a personas de cierta edad con ortodoncia. Nada tiene que ver lo que usaba hace años donde era habitual recibir motes muy peyorativos. Y es que lo de llevar unos hierros en la boca era lo que más se decía. No era de buen gusto, incluso muchos jóvenes han sido víctimas de bullying. Por suerte, la evolución de la tecnología ha permitido que ahora mismo las ortodoncias no tienen nada que ver con lo que había antes. Y la más llamativa es la ortodoncia invisible. Si quieres saber más sobre ella, solo tienes que seguir leyendo. Y si tienes alguna duda, preguntar.

Te tienes que poner en situación. Si te gustaría resolver los problemas de alineación y mordida y lucir una sonrisa perfecta pero no te atrae la idea de llevar brackets, bien por estética o  bien por motivos personales, te encantará conocer el sistema Invisalign, un nuevo método de ortodoncia invisible que ha llegado para revolucionar por completo el campo de la ortodoncia. Estamos hablando de la famosa ortodoncia invisible. Esa de la que cuando te encuentras con alguien te dice, “¡jo! No se te nota nada”.

Nos sentamos en el sillón de la clínica dental Estudio para que nos hablen de este nuevo sistema. “Se trata de un sistema de alineadores transparentes que se encarga de corregir tu sonrisa, pasando totalmente desapercibido”, nos explican. Te contamos todas las ventajas de este método para que vuelvas a sonreír sin complejos. Y lo mejor de todo es que lo puedes hacer desde el primer día.

¿Qué es la ortodoncia invisible?

Se trata de un nuevo sistema de ortodoncia invisible a base de alineadores transparentes: una férula hecha a medida del paciente para corregir su sonrisa estratégicamente, justo de la forma que necesita. El sistema Invisalign es muy cómodo y discreto, y este es el motivo de la gran popularidad que tiene ahora mismo entre los nuevos usuarios de ortodoncia.

¿Quién se la puede poner?

Pues la ortodoncia invisible se adapta a todas las bocas, aunque los pacientes que necesitan corregir problemas de malposición dental, como apiñamiento o esparcimiento, o problemas de mordida. Tras un examen previo por parte de un dentista especializado, sabrás si tú también puedes disfrutar de las ventajas de este método.

Los beneficios de la ortodoncia invisble

Pues son muchos, porque la eficacia de Invisalign es máxima, como han comentado los usuarios que lo han tenido puesto. Es equivalente a la efectividad de la ortodoncia de brackets tradicional, con la gran ventaja de ser un método mínimamente invasivo para la estética de la sonrisa. Los alineadores transparentes son prácticamente imperceptibles, incluso en las distancias cortas.

Además, se trata de una férula extraíble por el propio paciente, lo que le permite realizar una limpieza en profundidad después de cada comida: tanto de la cavidad oral como de los alineadores. Una de las principales ventajas es que el hecho de poder comer sin la aparatología hace que el paciente no tenga que modificar su dieta ni prescindir de ningún alimento, como sucede en el caso de los brackets.

Por último, uno de los grandes beneficios de Invisalign® es que el paciente puede prescindir puntualmente de su uso de manera puntual y asistir a un evento sin ortodoncia.

¿Cómo se pone la ortodoncia?

El  tratamiento de ortodoncia invisible es un método de alineación de la sonrisa totalmente personalizado. Y es un proceso muy sencillo. Por ello, el primer paso es realizar un examen de la cavidad oral del paciente a través de un escáner intraoral. De este modo sabremos exactamente qué necesita tu sonrisa y planificaremos el tratamiento. Se diseña una férula a tu medida y se realiza un seguimiento hasta conseguir el objetivo. De esta manera notarás los efectos sobre tu sonrisa ya desde las primeras semanas.

El precio

Una de las grandes dudas es saber el precio de este tipo de ortodoncia. Por supuesto que es más caro que unos Brackets metálicos, pero merece la pena. El precio de un tratamiento de la ortodoncia invisible puede oscilar en una horquilla de 1.000 a 5.000 euros, habrá que comprobar el tipo de ortodoncia que se pone, el tiempo y el problema que tengas en la boca.

Y así de sencillo puedes usar esta ortodoncia invisible. Una herramienta que ha llegado para mejorar la vida de las personas y sobre todo para quitarle el miedo a todas esas personas que siguen pensando que ponerte un aparato es ponerte hierros.

De ruta de vinos por Alicante

Ya es hora de poder respirar aire fresco. Han sido muchos meses de estar metidos en casa y ahora, con la vacuna ya viento en popa, es el momento de salir y disfrutar de España. En esta ocasión nos acercamos a Alicante, y lo vamos a hacer para hacer una ruta de vino. Sin duda, una de las rutas que más nos gustan.

Sí, en Alicante hay vinos, y muy buenos. No tenemos que pensar solo en Ribera de Duero o en Riojas, a la vera del Mediterráneo existen unos vinos muy ricos. Si no los conoces es el momento de que eches un vistazo. Y es que Alicante presenta un catálogo de lo más surtido en cuanto a tipos de vinos. Lejos de querer ser una D.O. temática y sólo con una categoría por imperativos del marketing, aquí son creativos, diversos y variados como reflejo del espíritu mediterráneo.

Por este motivo se denominan los Vinos Alicante (sí, en plural) y por eso tienen estilos de vinos. Curiosamente casi ninguno pasa desapercibido y todos hablan de su origen. Hay un vino alicantino para cada tipo de consumidor, y eso es una ventaja cultural que no podemos despreciar.

Blancos

Los blancos son los de moscatel. Los tienes que probar porque son esenciales. Y más cuando se trata de la moscatel de Alejandría de la Marina Alta, en nada comparable a otras moscateles de zonas cercanas. Los vinos presentan tonos muy pálidos y limpios, con sus características de aromas a flores blancas: azahar, jazmín, azucena… y en boca son ligeros, persistentes y con una muy buena acidez, perfecta para tener un amplio maridaje. Si eres un amante de los vinos blancos, no puedes dejar de probarlos.

Tintos

El que más llama la atención es un vino de monastrell. Y lo puedes tomar solo o acompañado por otras. Son de Jóvenes o de crianza. Y tiene un sabor que es siempre intenso, poderoso, con fruta madura y toques tostados bien por el sol, bien por las maderas. Pero en definitiva un vino de capa media o alta, con aromas a moras, ciruelas, cerezas. Intenso en nariz y en boca. Con gran cuerpo y toques a bosque mediterráneo y algo mineral (cuando más sola queda la monastrell). Una gran experiencia y un vino sin duda diferente.

Rosados

El rosado que procede de monastrell, por su carga fenólica, suele ser intenso, muy rosado frambuesa o gominola, con ligeros toque aromáticos a fresas y con una muy buena estructura y cuerpo. Recientemente se han hecho más ligeros gracias a coupages con otras variedades tintas y en todos está presente su fruta y amabilidad. Ya sabemos que los rosados o son odiados o queridos, y en este caso, pues te van a encantar.

Vinos dulces

Con sol y buena maduración es posible obtener buenos vinos dulces ideales para disfrutar de una amplia gastronomía mediterránea. Presentan aspectos similares a los vinos de licor. Aunque los tenemos dulces naturales o naturalmente dulces, vinos de licor, etc. Una gran diversión para tu paladar.

Vinos de licor

Especializados en estos vinos, los de Alicante pueden hacerse con variedades blancas o tintas. Conocidos como mistelas, tienen añadidos vínicos para parar su fermentación y quedan a medio camino de su transformación de azúcar en alcohol. Por lo que resultan muy interesantes.

Vinos espumosos

La última incorporación de Alicante ha sido perfecta para crear vinos a los que le ponemos toda la fruta, madurez y buenas cualidades de nuestras variedades para fomentar su sabor y particularidad. Aunque son vinos de reciente elaboración, han dado grandes resultados, y más si se elaboran con buenas materias primas.

Y ahora ya sabes más sobre los vinos de Alicante. Pero sin duda, la teoría está muy bien, pero lo que hay que hacer es ponerlo en práctica. Y para eso lo mejor es hacer una ruta de vinos para poder hacer una cata. Si te parece bien, te recomendamos una con Bocopa, que consiste en una visita turística que poner cinco euros  puedes tener una cata de dos vinos por siete euros una cata 4 vinos. Lo que es opcional es el plato de lomo y queso 2´50€ por persona.   Algo que nosotros recomendamos.

Esta visita incluye una proyección de vídeo de cultivos y elaboración de vinos, más una visita a la bodega (plantas de embotellado, depósitos de fermentación y cava de barricas, más una degustación de vinos y regalo de sombrero de yute. Descubre dónde y de qué manera fermentamos los vinos tranquilos y espumosos de calidad.

Ahora es el momento de dejarte sorprender por estos impresionantes vinos del Mediterráneo. Si quieres comer por la zona después de la visita y cata, también puedes hacerlo en los mejores restaurantes de la zona.

Mindfulness: una ayuda imprescindible para hacer frente a la vida moderna

Seguro que estáis a nuestro favor si decimos que la sociedad de hoy en día tiene grandes inconvenientes sobre todo en lo que respecta a temas como el estrés, la ansiedad o la depresión. La crisis económica que arrancó en 2008 dejó paso a un refuerzo del capitalismo más exacerbado por parte de las empresas. Como consecuencia, la gente tiene más miedo de perder su empleo, vive mucho más justa de dinero y, por ende, tiene muchas más preocupaciones que las que tenía antes de la llegada de esa crisis, que ha marcado un antes y un después en nuestras vidas.

Ha sido precisamente el aumento de las preocupaciones lo que ha posibilitado que se refuerce un movimiento que tiene como misión principal que la gente encuentre esa paz mental que hemos perdido en muchos momentos de nuestra vida. Desde luego, eso ha contribuido a mejorar la vida de muchas personas a lo largo y ancho de todo el mundo. Ese movimiento es el que se conoce como mindfulness, que cada día tiene más adeptos en todos los lugares de este planeta. Es una necesidad que existan técnicas así para combatir el ritmo de vida que nos obligan a tener ahora.

¿Cuánta gente practica la meditación o el mindfulness? El portal web Statista nos ha echado un cable a la hora de saberlo. Según sus datos, un 49’1% de los españoles, en el año 2018, lo practicaba al menos una vez a la semana, un 14’5% al menos una vez al mes, un 6’3% menos de una vez al mes y el 25’8% solo de manera puntual. Teniendo en cuenta estos datos, sobre todo el primero, podemos decir que la meditación es una ayuda considerable a la hora de afrontar un día a día que, para muchas personas, se ha complicado en los últimos tiempos.

Una noticia de eldiario.es informaba de cuáles son los beneficios de la meditación en función de lo que apunta la ciencia. En dicha información, se destaca especialmente lo siguiente:

  • Dispondríamos de una mayor capacidad memorísticas.
  • Más capacidad de aprendizaje.
  • Más empatía con la gente que nos rodea.
  • Se produce una reducción del estrés, que es uno de los beneficios más valorados por la gente.
  • Se reduce el riesgo de sufrir depresión, otro de los grandes problemas de la sociedad contemporánea.
  • Aumenta considerablemente la capacidad que tenemos de mostrar atención y concentración.
  • Se reducen las inflamaciones.
  • Reducción de la intensidad del dolor cuando este se manifiesta en alguna zona de nuestro cuerpo.
  • Mejora general del sistema cardiovascular.

A día de hoy, se ha incrementado la necesidad que tienen las personas de mejorar su calidad de vida en un entorno que no ayuda precisamente a ello. Una de las técnicas elegidas para ello ha sido el mindfulness, que se ha puesto de moda desde que llegara la crisis económica en 2008. Eso es precisamente lo que nos han comentado los profesionales de Inspirare, que han notado un aumento del número de personas que han demandado conocimientos acerca de esta técnica en los últimos tiempos.

Una ayuda de primer nivel

Si hiciéramos una encuesta entre todas aquellas personas que hacen o han hecho mindfulness, tendríamos evidencias claras acerca de la idoneidad de una actividad como de la que estamos hablando. No cabe la menor duda de que esta técnica ha multiplicado las opciones de la gente de hacer más llevadera su vida en un periodo histórico en el que, como ya hemos apuntado, es realmente complicado huir de los agobios que nos plantea el trabajo y la situación económica precaria en la que mucha gente se encuentra.

Son cada vez más los expertos que aconsejan realizar una actividad como la meditación puesto que los beneficios que os indicábamos más arriba se han demostrado con creces en muchísimos casos. Lo cierto es que nadie se atrever a dudar, ahora mismo, de lo que mejora nuestra vida gracias a la meditación, que durante muchos años ha estado minusvalorada pero que, ahora, juega un papel central en la vida de muchas personas que, además, tienen características y modelos de vida completamente diferentes unos de otros. La meditación gana enteros y nosotros esperamos que así siga siendo.

Hay que poner remedio al caos en el que está sumida la vida de hoy en día. Si ya teníamos muchos problemas en los que pensar día a día antes de la pandemia, imaginaos desde que el coronavirus hiciera acto de presencia en nuestro país. El mindfulness es ideal para intentar combatir todo lo que viene sucediendo últimamente y ganar esa paz mental que muchas personas creían perdida hasta hace no mucho. Desde luego, por nuestro bien y el de nuestra salud, esperamos que esta ciencia siga creciendo tanto en nuestro país como en el resto del mundo. Sería la mejor manera de ganar en calidad de vida y en bienestar.

Catar vinos es una bonita actividad para nuestro tiempo de ocio

Nuestro país es uno de lugares más ricos del mundo en lo que a cultura gastronómica se refiere y es que más allá de nuestra popular dieta mediterránea, lo cierto es que encontramos otros muchos alimentos que, sin duda alguna, son un verdadero privilegio para el paladar. Si bien, como ocurre con todos y cada uno de los aspectos de nuestras vidas, siempre habrá quien nos diga que este manjar está mejor que el otro o que uno prefiere un plato antes que otro. Esto son gustos subjetivos y es que dentro de nuestro ser escondemos unas particularidades que nos hacen únicos, por lo que no a todos nosotros nos gustan las mismas comidas o no todos nosotros percibimos el aroma y el sabor de un plato igual que los demás. Sin embargo, todos sí que estamos de acuerdo en que una buena comida siempre se ha de regar con un buen caldo y es que los vinos son uno de los complementos más interesantes que nos podemos llevar a la boca. 

España es también uno de los lugares del mundo que puede presumir de tener un buen vino y es que a lo largo y ancho de nuestras tierras abundan las denominaciones de origen que demuestran que no solo producimos, sino que lo hacemos con una calidad realmente importante. Es por ello por lo que cada vez más ciudadanos buscan en el vino, en su turismo, como ocurre con Medina del Campo, localidad que lidera un nuevo proyecto europeo para la profesionalización del enoturismo, en su cata, o en su trabajo, una buena forma de aprovechar los ratos de ocio y tiempo libre. Y es que alrededor de los caldos más famosos de nuestro país existe una gran industria que ayuda a potenciar los productos de la tierra. Así, Giona company es una de las empresas de las que os hablamos y que trabaja con esfuerzo en lograr los mejores productos para potenciar los sabores de los vinos, pero no solo eso, sino que también ofrece a sus clientes las últimas tendencias en productos relacionados con el sector y que, entre otros, ayudan a los catadores a desempeñar su trabajo.

Y es que catar un buen vino es toda una experiencia para los sentidos, por lo que en las siguientes líneas os queremos detallar algunas de esas sensaciones que podemos llegar a percibir.

  • El sentido del olfato nos ayuda a descubrir los aromas del vino. Podemos girar la copa para que el vino se ‘abra’ y desprenda mejor sus aromas. Así descubriremos si se notan más los aromas de la fruta (la uva emula aromas de otras frutas al fermentar: frutas rojas y negras en tintos, y a manzana, cítricos o frutas tropicales en blancos), o si hay olores que vienen de la madera de la barrica (tipo vainilla, café o cuero, por ejemplo). También debemos oler el vino para saber si esta malo… antes de haberlo bebido. No es frecuente, pero puede suceder, especialmente si el vino ha estado mal conservado. El olor del vino ‘avinagrado’ es fácil de reconocer, nos indica que el corcho se ha deteriorado y ha dejado pasar oxígeno y bacterias.

El olor a ‘corcho’ es otro defecto del vino. Viene por una bacteria que entra en el corcho antes de embotellar el vino. Es un olor que estropea completamente todos los aromas del vino.

  • El sentido de la vista va más allá de saber el color del vino. No obstante, comenzamos por lo más aparente, el color del vino nos indica, en primer lugar, su estructura. Si es un vino muy opaco será más carnoso, y será más ligero si es menos denso. También nos permite ver la edad y crianza del vino. Para ello, nos fijamos en el ribete (la parte del líquido que pega con el cristal). Los vinos jóvenes nos muestran un ribete con tonos violáceos, que nos transmite el color puro de la uva. En cambio, un vino crianza, y sobre todo un reserva, tienen un ribete color teja que es efecto de la oxidación que ha sufrido el vino durante el envejecimiento en barrica.

El sentido del gusto, otra de las claves de la cata

En la boca podremos valorar finalmente el sabor del vino, y también su untuosidad, textura, grado de acidez (frescura), grado alcohólico, etc. Nuestras papilas gustativas pueden captar cuatro sabores básicos: dulces, ácidos, amargos y salados. El sabor salado no se puede encontrar en el vino, salvo en el caso de la manzanilla. El amargor del vino viene de los taninos, que pueden dar sensación de sequedad en boca, pero que en su justa medida aportan estructura y equilibrio al vino. El grado de dulzor depende mucho del tipo de uva y de la región donde se haya producido. La acidez se asocia con una sensación de frescura en el vino, y es más común en las regiones en las que hay menos horas de luz.